Si te gusta comparte

Hoy vamos a hablar un poco del Global Sourcing, o lo que es lo mismo, comprar fuera de tu país, o importar productos de cualquier mercado a nivel mundial.

Este concepto de Global Sourcing abarca muchas vertientes, no es sólo una mera importación pero cuando se habla de Global Sourcing en la actualidad, no deja de ser buscar en mercados a nivel mundial algo que queremos para nuestra empresa, y esto es lo que desde siempre se ha conocido como importaciones.

Internet ha convertido el mundo en un mercado cada vez mas abierto, global y sin barreras. Esto nos permite encontrar proveedores donde antes no habríamos ni soñado. Al mismo tiempo nos distrae en ocasiones del objetivo.

Es tal la cantidad de información que hay en las redes que saber filtrarla se convierte en un trabajo de muchas horas.

Con la búsqueda de nuevas fuentes de abastecimiento ocurre lo mismo, antes de lanzarte a la búsqueda de nuevos potenciales proveedores:

  • Define muy bien tus necesidades de compra, fija tus objetivos, qué buscas exactamente o qué quieres conseguir fuera.
  • Una vez tengas claro tu necesidad selecciona los bien los motores de búsqueda que mejores resultados te aporten, no es lo mismo buscar en Europa,que en China o que en Rusia, los resultados serán muy diferentes dependiendo por ejemplo del buscador que hayas elegido.
  • Grandes dosis de sentido común: aunque encuentres lo que buscas en la India, hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de saber el coste real (aranceles, tipo de cambio, transporte…) no mires sólo el precio.
  • Investiga a los posibles proveedores seleccionados, no todo es lo que parece y en internet menos, una página web muy elaborada no es garantía de que el proveedor te dará un gran servicio o producto, sólo indica que ha invertido mucho en marketing.

Siguiendo estas sencillas pautas, te ahorrarás muchas horas de surfear por las redes persiguiendo aquello que no buscas y encontrando todo lo que no necesitas.

Encontrar proveedores alternativos fuera de tu país, es un trabajo duro, pero bien hecho te aporta recompensas:

  1. Mejora los precios porque genera competencia.
  2. Puedes encontrar mejores condiciones, en servicio, plazos de entrega, garantías postventa…
  3. Posibilita una mejora de la calidad y permite acceso a tecnologías diferentes.
  4. Puedes encontrar materiales diferentes no disponibles a nivel local, te puede aportar una ventaja competitiva nada desdeñable.
  5. Te libera de ser el cliente cautivo de un único proveedor o de un proveedor local que no asegura el suministro.

Como puedes ver vale la pena intentarlo para mejorar la competitividad de la empresa.

Sólo haciendo cosas nuevas se consiguen resultados diferentes, atrévete a explorar en los mercados globales!!!

Si tienes dudas sobre cómo hacerlo, contacta con nosotros.

Podemos orientarte.


Si te gusta comparte

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar